quinta-feira, 14 de agosto de 2008

Brisa do mar

Sentindo tua falta, adormeci.
Descansam os olhos, grita o corpo.
Meus sonhos povoados de beijos.
Ensandeci.
Apaixono meus mais primitivos instintos
sou fera, sedenta desse teu calor
das brasas que aquecem minha branca tez
das brisas que me ascendem ao teu furor.
Agosto/2008

Um comentário:

Roberto Amezquita disse...

Así es que al amanecer prematura solamente mis manos pueden acercar el calor a mis vértebaras, en busca de un beso de ti bajo la almohada encuentro una hoja de acanto y un suspirod e mi propia boca en busca de la combustión, la chispa es propia el tiempo no hace más que extenderse y el otro otro se diluye en mim